Blogia
Filolaberinto

Billete y vértigo

Lolín me entregó este sábado el billete de avión. Esto significa que el proyecto es una realidad, que no se trata de una posibilidad fantástica ni imaginaria: tiene fecha concreta de realización. A esa certeza le acompaña una ligera (o menos) sensación de vértigo. Lo comentaba el otro día con Lourdes (a lo mejor pasa el verano en Inglaterra). Es normal tener esa sensación. Viajar no es solo desplazarse en el espacio, por ahí fuera, sino también por dentro de uno mismo, recorriendo los límites y las fronteras de nuestro interior, allí donde lo desconocido también nos hace señas. Fuera y dentro van de la mano. Viajar puede ser, entre otras cosas, ponerse a prueba uno mismo y eso da vértigo. De repente, me viene el recuerdo de un texto de Kavafis: "Ítaca". Más tarde pensaré por qué.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Rsn -

en descubrir otros mundos diferentes al tuyo, otras realidades, que no cesan de funcionar sino que transcurren simultáneamente al propio aunque no nos paramos a pensarlo.
viajar es descubrir partes del mundo y descubrirse a uno mismo.

en esto -

en superar algunos miedos, en atreverte a ir solo por ahí y en valerse por uno mismo

José Manuel -

¿en qué consisten esas cosas que se pueden aprender cuando uno se decide a viajar?

estoy de acuerdo contigo -

yo tambien he sentido esa sensacion de vertigo,me fui 15 dias a londres y aprendi muchas cosas(aunque del ingles sigo igual).como bien dices,viajar no es solo desplazarte sino mucho mas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres